Después de la suba que efectivizo Shell, tras un incremento del 9,5%, la petrolera semi estatal YPF también subió sus combustibles un 4,55%.

 

*Leandro Gómez Tejada

A partir de este domingo los consumidores de todo el país sufrieron un nuevo revés para sus bolsillos. Según expreso la empresa, la causa principal de estas subas es el aumento del dólar durante el mes de marzo.

Si bien, estos aumentos son menores a los implementados por Shell, el precio de los combustibles sigue siendo uno de los más altos en la región. En contra parte la mayoría de la población dispone de salarios en pesos; los combustibles en dólares.

En el caso de YPF, el incremento es mayor en el caso del gasoil, que trepo un 4,89%. A modo de referencia, el precio del litro de nafta súper en capital federal se fue a $40,43, cuando antes era de $38,67. En el interior del país la nafta súper supero los $50. Mientras que en el sector de los combustibles Premium, la nafta Infinia pasó de costar 44,62 pesos a 46,65 y la Infinia Diesel trepo de 42,33 a 44,40.

Otra de las causas del incremento está relacionada con el aumento del Impuesto al Combustible (ILC), que se actualiza por la inflación acumulada del último trimestre y que el gobierno decidió desdoblar entre marzo y abril.

Voceros de YPF argumentaron que "los aumentos reflejan el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento en el ICL e IDC, el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent".

De esta manera, el incremento en los combustibles se enmarca dentro de otros aumentos como los del gas, la electricidad y otros servicios básicos.

Finalmente, otro golpe más para el bolsillo de todos los argentinos en un contexto de crisis económica profunda y una ciudadanía sumida cada vez más en la pobreza.

1 de abril de 2019

*Escribe para GENSUR – Observatorio Geopolítico de la Energía y Soberanía

Revista FeTERA

Revista ESNA #15 – Venezuela – La revolución bolivariana no está sola

Volver