Especialistas aseguran que ha cambiado la tendencia de gestionar proyectos energéticos renovables privados en México.

 

Descartado por el momento el mecanismo de subastas a largo plazo cancelado por el Gobierno, se continuó con la idea de destinar una parte del proyecto a PPA y otra a venta directa al mercado; hasta que ahora, un escenario indicaría que es más grande el porcentaje de proyectos que irían por completo al mercado; no obstante, apuntar a 100% PPA también deja buenos resultados.

Para tener mayores precisiones al respecto, Energía Estratégica se comunicó con César Sierra, gerente de desarrollo de negocios de Vector Cuatro Group, quien indicó que “los bancos están interesados en proyectos que van a Merchant más que a PPAs, por lo que se ha facilitado mucho el crecimiento de proyectos diseñados para venderse en el mercado”.

En uno o en otro, los valores de centrales renovables continúan bajando. Las cifras varían de acuerdo al tiempo del contrato, la tecnología y la capacidad del parque de generación fundamentalmente.

Según informó el especialista consultado, el MWh a partir de energías renovables que rondaba en un precio promedio de US$ 32, si se consideran contratos PPA a 10 años y proyectos utility scale, cada vez son más raros de encontrar.

“La curva de reducción de precios no es tan marcada como se veía anteriormente pero definitivamente continúa. En Merchant, estos serían más atractivos y en general más estables”, indicó César Sierra.

Estos últimos meses inclusive habrían sorprendido nuevos acuerdos a 4 años y con precios bastante bajos pese a que sean de corto plazo. Ya que los privados no quieren comprometerse por un periodo extenso. Se dieron valores bajos tales como US$ 40 el MWh o altos como US$ 50 el MWh.

Esto quizás también tenga que ver en el crecimiento de consumidores intermedios interesados en incorporar renovables. Estos estarían requiriendo cubrir su demanda con proyectos de unos 3.5 a 50 MW de potencia.

En detalle, César Sierra explicó que “son lo suficientemente grandes para no entrar en generación distribuida pero también pequeños pera no atraer la atención de los megaproyectos que se llegan a ver”.

En lo que respecta a tecnologías, si bien la eólica sigue teniendo una participación muy importante en grandes instalaciones, cada vez hay menos frecuencia de proyectos. En el caso de solar, esta estaría repuntando en diversidad de escalas y tipos de sistemas fotovoltaicos a instalarse.

De allí, encontrarían más rápida salida los proyectos fotovoltaicos de 40 MW aproximadamente, destinados a dos o más consumidores intermedios de una misma región.

Por otro lado, recordando que todos los distribuidores de energía tienen que tener un porcentaje de su energía “limpia”, nuevas oportunidades de inversión deberían surgir en el mercado de los Certificados de Energía Limpia (CEL). Sin embargo, este “aún no se ha activado completamente”, advirtió el gerente de desarrollo de negocios de Vector Cuatro Group.

Fuente: Energia Estrategica

Revista ESNA #15 – Venezuela – La revolución bolivariana no está sola

Revista FeTERA Mayo 2019

Volver