Una mirada mundial en un contexto donde la rapiña del capitalismo por la energía y los minerales esta en su máximo esplendor .

 

Lean Freeman

El litio es un metal que está presente, en distintas formas y desigualmente, en los 5 continentes del planeta tierra. Es el 27° mineral más abundante y el 80% de las reservas mundiales están en el llamado “triángulo del litio”, en la triple frontera entre Argentina, Chile y Bolivia, aunque también puede encontrarse en EE UU, China, Rusia, Zimbabue y Australia.


En éste último país, que es el principal productor mundial, el litio se extrae mayormente en minas a cielo abierto, encontrándose el mineral adosado a otros minerales. Por otro lado, China estudia extraerlo del mar, lo cual está haciendo una compañía sur coreana.


Los métodos de extracción mencionados son más caros en comparación a obtenerlos de salares en Latinoamérica.


En 1995, la producción de litio procedía en un 65% de mineral de roca y sólo un 35% de salmueras. Una década después, en 2007, esta última forma comprendía el 86% de lo extraído1.


Un vocero del Pentágono reveló, que Afganistán también tiene una cantidad importante de reserva del mineral, sin saber a ciencia cierta de cuánto dispone. Pudiendo quitarle el podio a Bolivia como la primera reserva más grande de litio a nivel mundial2.


El mineral blanco y su derivado más importante, el Carbonato de Litio, es usado en la industria farmacéutica – utilizado para tratamientos psiquiátricos como la depresión, ansiedad, etc - , en el ámbito militar – empleado a partir de 1955 para desarrollar bombas termonucleares- y mayormente, en los últimos años, en la tecnología de baterías.
Éste posee propiedades químicas y físicas que, junto con otros materiales como el cobalto, presente en el Congo y Brasil, sumado a ciertos conocimientos técnicos y científicos, lo hacen ideal para la acumulación de energía en las novedosas baterías de Ion-litio, desarrolladas a escala industrial desde el 2010 y mucho más versátiles y económicas que sus antecesoras de Cadmio o Níquel.


Este desarrollo tecnológico ha permitido que el litio esté en el ámbito de la comunicación, de la informática y en la industria automotriz. Una betería de un celular usa 3 gramos de carbonato de litio, una de computadora portátil 28 gramos, de un auto hibrido (combustible-eléctrico) 15 kg, de uno totalmente eléctrico 20 kg y de un vehículo Tesla 50 kg.3


Las mayores producciones del “oro blanco” en el año 2015 se realizaron en Australia con 13.400 tn, seguido por Chile con 11,700 tn, Argentina 3.800 tn, China 2.200 tn, Zimbabwe 900 tn, Portugal 300 tn y Brasil 160 tn, entre otros. Los mayores importadores netos son Japón, EE UU y China. Éstos son los principales encargados en darle valor agregado al carbonato de litio. Importantes factorías de autos, tecnología de comunicación e informática se encuentran en dichos países.4 La gran demanda del mineral, que en el 2015 alcanzó el nivel más alto de producción, fue de 32.500 toneladas aproximadamente, esto hizo que los precios de éste, sumado a otros factores, suban exponencialmente. Desde 1998 hasta la fecha el precio internacional del litio paso de 1.770 dólares a 7.600 dólares, una suba importante que parece no tener techo aún.5


La reciente apertura de 2 mega fábricas de baterías de la compañía norteamericana Tesla, emplazadas en el Estado de Nevada (EE UU) y que prevén construir 3 más, se estima que en poco tiempo disparará una suba en la producción de un 150% y por ende del precio. Estas fábricas no solo van a producir baterías para autos, es importante aclarar también que allí se están generando baterías hogareñas, las cuales plantean un cambio en el consumo energético de cada hogar de cara al futuro.


El aumento en el precio de la tonelada métrica del litio está impulsado principalmente por el auge de autos eléctricos. Para el año 2040 se producirán más 150 millones al año de autos de este tipo. Elon Musk, magnate dueño de la compañía Tesla, dijo a los medios: "Para producir 500.000 vehículos al año, básicamente necesitamos absorber toda la producción de litio del mundo". Por otra parte, la japonesa Toyota, una de las más importantes automotrices del mundo, decidió comprar el 25% de una significativa mina de Litio en la provincia de Jujuy en Argentina, asegurándose el principal insumo para sus autos de “energía verde”. Las expectativas de la multinacional para el 2050, es que todos sus autos sean de este tipo.


Se calcula que para el año 2021 se requerirá más de 1 millón de toneladas anuales de litio para cubrir la producción total de baterías. Un informe de la consultora Allied Market Research, proyecta que el mercado mundial de las baterías de litio podría acercarse a 46.000 millones de dólares en 2022.7


Los depósitos más grandes de litio están en Bolivia y Chile con 9 millones de toneladas y más de 7.5 millones de toneladas respectivamente, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, aunque el gobierno boliviano elevo su cifra a 100 millones. Otros datos son: Argentina, con 6.5 millones de toneladas; Australia, 1.7 millones de toneladas; y China, 5.1 millones de toneladas de reservas. Además, Canadá, Congo (Kinshasa), Rusia y Serbia tienen reservas de aproximadamente 1 millón de toneladas cada uno.
También hay reservas de litio identificadas en Brasil y México con 180 mil toneladas cada uno, y Austria tiene 130 mil toneladas.8 Hay que esperar para saber bien cuánto es lo que dispone concretamente Afganistán, se estima que sus reservas en minerales hacienden a más de 1 billón de dólares.


Cálculos más optimistas, como los del gobierno Afgano, elevan esta cifra a 3 billones de dólares.9

 

Disputa global


El interés de grandes compañías da por sentado en estas acciones, aires de disputa futura por el mineral estrella. El atractivo por este elemento estratégico es inmenso, no solo para multinacionales del sector automotriz, sino también para gobiernos, empresas mineras y bancos, como Goldman Sachs, que calificó al mineral como “la nueva gasolina”. Una singular etiqueta que preocupa por la cantidad de conflictos sociales, económicos y humanitarios en los que los pueblos han estado inmersos gracias al petróleo, como el actual bien energético hegemónico, y que en parte, en el futuro, podría ocupar este lugar el litio.


Es un mineral clave en la transición energética hacia una era pos combustibles fósiles, responsables estos últimos del 60% de las emisiones de efecto invernadero y que según una última proyección de la ONU, va a ser causante de 250 millones de desplazados de acá a 30 años, fundamentalmente por sequias, inundaciones y huracanes.10 Las emisiones de CO2 al ambiente superaron el nivel máximo histórico en 2016, posicionándose por arriba de 400 partes por millón de concentración en la atmosfera.11
Los combustibles fósiles están en una espiral descendente y se agotan rápidamente por la vorágine consumista del sistema, lo que en 5 millones de años tardo la tierra en producir estos combustibles, lo consume el mundo en 1 año y además en la curva de Hubbert se observa fielmente esta debacle.12


La primera potencia hegemónica capitalista actual, Estados Unidos, se posicionó en el mundo, a comienzos del siglo XX, gracias a la energía de los combustibles fósiles.
En el sistema capitalista la economía mundial está apoyada en una fuente fósil energética por excelencia: el petróleo, y cualquier movimiento en torno a éste, hace tambalear la mega máquina capitalista y sus engranajes, ya sean los mercados, las bolsas de valores, acciones, gobiernos y sociedades.


El año 2008 y 2016 fueron dos claros ejemplos en los que se vio afectada la economía mundial por las variaciones del precio del “oro negro”. En el 2008 el precio del barril de petróleo llego a costar U$S 139,83 coincidente con el estallido mundial de la economía y la banca rota de Lhemans Brothers. Por otra parte, en enero de 2016, la situación fue a la inversa, llegando a costar el barril U$S 27,76 coincidiendo con una estrepitosa desaceleración de la economía China.


La tracción del Capitalismo está altamente condicionada al petróleo y juega una suerte de elemento de presión geopolítico en la disputa global del poder, así como el aumento de la demanda del litio “generada por los ritmos actuales de expansión de los metabolismos de producción y consumo global”. 13


Los grandes colosos acaparadores del litio ven una gran oportunidad en los países latinoamericanos que se enfrentan una vez más al dilema del avance del capital sobre sus bienes comunes y ni que hablar de Afganistán, en el cual reina la inestabilidad política y social gracias a la destrucción y del avasallamiento armado de los EE. UU.

 

Afganistán


El territorio afgano permanece ocupado por el país norteamericano desde el 2001 y ha sido sujeto a investigaciones geológicas en reiteradas ocasiones, primero por la Unión Soviética en los años 80 y luego, siguiendo estas investigaciones, la potencia norteamericana y sus aliados de la OTAN a principios de este siglo. Según un informe, en el 2010, del Pentágono, Afganistán podría ser próximamente “la Arabia Saudí del litio”, el general David H. Petraeus, jefe del Comando Central de EEUU, manifestó que “allí hay un potencial espectacular”.14 Los geólogos estadounidenses han realizado estudios en extensos lagos secos de sal al oeste del país en la provincia de Ghazni y afirmaron que, según análisis iniciales, estos lagos presentan un potencial parecido a los grandes salares de Bolivia.


Se han descubierto depósitos de hierro, cobre, oro, cobalto, tierras raras, cromo, talco, plomo, zinc, sal, piedras preciosas y otros metales industriales, además del litio, y ya se han producido algunos conflictos en torno a estos, como por ejemplo cuando el ex-ministro de minería de Afganistán fue acusado por funcionarios estadounidenses de aceptar un soborno por 30 millones de dólares por otorgar a China derechos para desarrollar una mina de cobre en “Mes Aynak”. En ese entonces Paul A. Brinkley, subsecretario adjunto de Defensa para los Negocios y líder del equipo del Pentágono que descubrió los depósitos, aseguro: "El Ministerio de Minas no está preparado para manejar esto", "Estamos tratando de ayudarlos a prepararse." Por otra parte Jack Medlin, geólogo en el programa de asuntos internacionales del Servicio Geológico de Estados Unidos (United States Geological Survey) dijo: "Este es un país que no tiene cultura minera", "Han tenido algunas pequeñas minas artesanales, pero ahora podría haber algunas muy, muy grandes que requerirán más que un recipiente de oro."15 La pregunta es: ¿estos grandes reservorios mineros, a quienes beneficiarían? Las declaraciones de estos funcionarios norteamericanos llaman la atención en torno al descubierto de un cable filtrado de Wikileaks de
la Secretaria de Estado (de EE UU), con clasificación de secreto, en el cual se dejan ver las necesidades de recursos críticos de EE UU y que estos se encuentran fundamentalmente en otros países.16

 

Minerales en Afganistan

Fuente: Rusia Today

 


Cuando se anunciaron los descubrimientos geológicos de minerales en el país de medio oriente, la ley minera fue apresuradamente redactada con la ayuda del Banco Mundial. Ley que según dicho organismo establece “normas acordes a los requerimientos internacionales de explotación y de relaciones comerciales”.


Hasta el día de hoy, permanecen 13.000 soldados de la OTAN en el lugar, la mayoría norteamericanos que estaban en retirada hasta el gobierno de Obama. Actualmente el panorama ha cambiado, no tan solo por la asunción de Trump, que lanzó palabras de retirada de las tropas de Afganistán, sino también por la consolidación de Pekín en el país de Medio Oriente con su compañía Metallurgical Group Corporation, asentada en Mes Aynak en la provincia de Logar, a 40 km de la capital. Contando con una demora de más de 5 años en la explotación, ante un reclamo chino al gobierno de Kabul, de bajar las regalías mineras a casi la mitad (10% menos de 19.5 %) y con la vista buena de los Talibanes, que expresaron su acuerdo con la explotación de un yacimiento que se encuentra debajo de una importante ciudad budista de 5.000 años de antigüedad, yendo el capitalismo chino, contra su propia cultura en la cual el budismo es parte fundamental de su sociedad; de efectuarse dicha operación extractiva el lugar arqueológico desaparecería.17


Al parecer, el motivo de tanta desgracia en el país de medio oriente, donde el 40% de la población vive bajo la línea de pobreza extrema, con una guerra incesante que en 2016 dejó como saldo 3.498 muertos y 7.920 heridos, se debe al control del subsuelo de Afganistán, por parte de las potencias y la gula del capital transnacional.


La triple frontera del litio

 

La triple frontera del litio. Se encuentran grandes salares que contienen el mineral.

 


Mientras tanto, en Latinoamérica se profundiza un modelo extractivo del litio y conforma el primer destino de las compañías multinacionales, que a la vista de políticas liberalizadoras y de des-regulación de los estados en materia económica, hacen de estos países un buen lugar para sus negocios.


En estos territorios el litio se encuentra en forma de salinas, lo cual resulta más rentable para las empresas por la facilidad de su extracción, contrario de extraerlos de pegmatitas (mineral de roca). El país Chileno lleva la delantera en esto, sobre todo desde el comienzo de la explotación de los salares de Atacama, por la empresa SQM (Sociedad Química y Minera de Chile, ex Soquimich) en 1997, donde el Estado chileno “alquila” bajo Contratos Especiales de Operación los salares; seguido por Argentina, que concesiona las explotaciones del litio bajo una mínima participación de los estados provinciales, bajo la forma de JEMSE (Empresa estatal, Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado) y REMSA(sociedad anónima cuyo capital accionario mayoritario pertenece a la Provincia de Salta) ; y por Bolivia, que de un modo más proteccionista, realiza contratos de mutua colaboración, apuntando hacia la fabricación de baterías, en suelo del altiplano.


En Chile, el litio aparece desde el año 82, declarándose no susceptible a concesión minera en la Ley Orgánica Constitucional 18.097. Unos años después, con la supervisión de José Piñera - conocido por su rol en la generación de políticas neoliberales durante el régimen militar de Augusto Pinochet y hermano Sebastián Piñera (ex Presidente) - se promulga el Código de Minería, el cual reafirma la propiedad del Estado sobre el litio, pero agrega lo siguiente: “por medio de concesiones administrativas o de contratos especiales de operación, con los requisitos y bajo las condiciones que el Presidente de la República fije, para cada caso, por decreto supremo”. Estas últimas palabras, echan por tierra lo que sostiene la Constitución. Es decir, la Constitución restringe al litio, como así también al petróleo y al gas, a que lo puedan explotar empresas privadas extranjeras y nacionales y el Código Minero les permite la explotación bajo contratos especiales. Una clara contradicción inconstitucional; una violación directa a la Carta Magna del país andino.


En el año 2012, el gobierno chileno de Sebastián Piñera, se vio envuelto en varios escándalos por concesiones espurias a la empresa SQM. Esto, después de que salieran a la luz adjudicaciones irregulares que favorecían a Julio Ponce Lerou, principal dueño de SQM y yerno del Augusto Pinochet (militar chileno que encabezó una dictadura militar en Chile, entre los años 1973 y 1990).18


En Argentina, durante el año 2015, se tuvo la tibia intención de producir baterías en el país y no ser un mero exportador de litio. Contando con un nivel científico alto, en comparación con sus vecinos latinoamericanos, estas políticas no pudieron efectivizarse durante el último gobierno Kirchnerista y ante la asunción de Mauricio Macri, se echó abajo toda expectativa acerca de esto, hasta el punto de quitar toda retención a la exportación minera.19 Esto ha dado vía libre para que una ola de empresas extranjeras se asienten en los territorios de la Puna norteña y expolien a mansalva el litio, alcanzando a Chile en su nivel exportador y disputándole el segundo puesto a nivel mundial.20
En un país donde en los últimos años se disparó el desempleo y la pobreza, que según el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) alcanza a 14 millones de pobres, áreas como la ciencia se ve totalmente desfinanciadas, como por ejemplo el CONICET, el MINCyT (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva) y el CONAE (Comisión Nacional de Actividades Especiales), que han sufrido una reducción de su presupuesto a un 0,59%, comparado con años anteriores donde estos variaron entre 0,7% y 0,8%.21


Por otro lado, en el ámbito militar, según Elsa Bruzone del CEMIDA (Centro de Militares para la Democracia) declaró que Susana Malcorra, actual ministra de Relaciones Exteriores de Argentina, es la persona clave en la nueva re-estructuración y puesta en marcha de bases militares en Misiones, Ushuaia y en Jujuy. En esta última provincia argentina, posicionada en la triple frontera del litio, se encuentran tres grandes depósitos de este mineral; El salar de Uyuni en Bolivia; El salar del Hombre Muerto, Rincón y Olaroz en Argentina; y el Salar de Atacama en Chile. 22


Bolivia ha adoptado un modelo más celoso y proteccionista, conservando el mineral en un marco de control estatal con la intención de agregarle valor, pero imposibilitado por las limitaciones técnicas y científicas que enfrenta el Estado boliviano en el desarrollo industrial de baterías, que según Bruno Fornillo, miembro del CONICET, en Argentina y experto en la problemática del litio, es “tan compleja de desarrollar como un satélite” (Fornillo, Bruno. Entrevista en Científicos Industria Argentina, 09-05-15). Ante esta situación, el gobierno de Evo Morales, ha optado por ceder en su política proteccionista buscando aliarse con otros países que cuentan con tecnología, como Corea del Sur, país con el cual la nación andina firmo un Memorando de Entendimiento (MOU) para la investigación y el desarrollo, en el Salar de Uyuni, de sus reservas de litio. Los presidentes de Corea del Sur, Lee Myung-bak (recientemente destituida), y de Bolivia, Evo Morales, acordaron, en una cumbre bilateral celebrada en Seúl, cooperar en el desarrollo de explotaciones de metal blanco y otros minerales en Bolivia. 23


Dentro de las principales empresas asentadas en suelo latinoamericano podemos encontrar a SQM, de capitales chilenos, FMC Corporation, Lithium Americas, Rockwood Lithium, así como la china SDIC, Posco, de Corea del Sur, Galaxy y Orocobre, de Australia, que han expresado sus intenciones de ingresar a la Argentina.

 

Extracción de litio

Fuente: NYT


Panorama


El panorama es claramente en perjuicio de los países de la periferia, que arrinconados por el neo-extractivismo, adoptan un modelo netamente proveedor de materias primas, en un mundo donde las potencias dominan la tecnología y la ciencia, y donde la división internacional del trabajo, destina a estos países empobrecidos, con el consecuente impacto negativo en sus ecosistemas - tanto en el agua, en la flora y fauna- como así también, en las comunidades aledañas. Recordemos que gracias al advenimiento de mega proyectos mineros en suelo latinoamericano, se han tenido que lamentar grandes catástrofes ambientales, como es el caso de Minas Gerais en Brasil, donde se anegar siete poblados y contaminó por completo el río Doce, hasta el océano Atlántico.24 Otro caso, la mina Veladero, en San Juan, Argentina, que contaminó 5 ríos después de derramar 1.5 millones de litros de solución cianurada en inmediaciones de estos.25


El agua es fundamental para las comunidades que habitan, donde se asientan estas compañías que extraen el litio. En la zona de la Puna norteña en Argentina, Chile o Bolivia, existe una gran escases hídrica y esto choca de lleno con estas empresas, ya que se estima que para extraer una tonelada de litio, se utilizan alrededor de dos millones de litros de agua.


No está claro si en un futuro el litio ocupará el lugar del petróleo, probablemente no, ya que este no genera energía, sino que sirve como reservorio energético y a gran escala, transformado y puesto en baterías, no resulta rentable, en este momento, para el capitalismo, en el caso hipotético de que pueda formar parte en la infraestructura de redes eléctricas. Recordemos que las baterías de iones de litio no sobreviven 1.000 ciclos completos de carga y descarga. Sí podemos afirmar que en la actualidad el litio está siendo muy útil, a nivel rentístico, para las compañías del sector automotriz y minero transnacional, las cuales tienen sus bases en Estados Unidos, Europa y el Sureste Asiático; y que, ante una Latinoamérica desarticulada regionalmente y débil, u otros países pobres de medio oriente o África, las compañías, desembarcar con todo su arsenal económico para saquear sus bienes comunes.


Tal vez el reemplazo del petróleo sea la sustitución de este por una combinación de tecnologías nuevas, que incluyan otros compuestos minerales, susceptibles de ser dilapidados por la vorágine del mundo capitalista, que ha avasallado la soberanía, energética o territorial, de los pueblos y traspasado los límites de la naturaleza.
Todo esto nos trae a reflexionar: ¿Cómo harán los pueblos más empobrecidos para satisfacer sus necesidades futuras de energía? ¿Quién controlará los reservorios energéticos, de agua y minerales del mañana? ¿Los pueblos decidirán cómo producir su energía y para quiénes estará destinada?


No podemos saber, ni hacer futurismo. Pero si debemos analizar cómo actúa el capital en detrimento de las comunidades y la naturaleza. No podemos dejar de ver como el capitalismo actúo en el pasado y cómo actúa ahora, para poder contrarrestar esto hacia un mundo justo y equitativo.

 

Fuentes:
1 - Geopolítica del litio – Industria, Ciencia y Energía en Argentina – Bruno Fornillo – Coordinador.
2 - http://www.nytimes.com/2010/06/14/world/asia/14minerals.html
3 - https://www.washingtonpost.com/graphics/business/batteries/tossed-aside-in-the-lithium-rush/
4 - https://minerals.usgs.gov/minerals/pubs/commodity/lithium/mcs-2016-lithi.pdf
5 - http://www.rebelion.org/noticia.php?id=221986
6 - http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160417_economia_bonanza_litio_lf
7 - Idem 6
8 - Idem 4
9 - Idem 3
10 - http://www.clarin.com/suplementos/zona/pronostican-refugiados-cambio-climatico-millones_0_SkW7N-CKe.html
11 - http://elpais.com/elpais/2016/10/24/ciencia/1477318189_309369.html
12 - https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_pico_de_Hubbert
13 - Crisis Energética Mundial - Gensur
14 - Idem 2
15 - Idem 2
16 - Documento de la Secretaría de Estado, con la clasificación de Secreto, y número 015113, de fecha 18 de febrero de 2009, con el asunto “Request for information: critical foreign dependencies (critical infrastructure and key resources located abroad)”.
17 - http://www.reuters.com/article/us-afghanistan-china-copper-idUSKBN0N304320150412
18 - http://olca.cl/articulo/nota.php?id=106598
19 - https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNorma/141006/20160215
20 - http://www.cronista.com/impresageneral/La-Argentina-podria-convertirse-en-el-primer-productor-de-litio-20161116-0013.html
21 - http://chequeado.com/el-explicador/se-recorto-el-presupuesto-del-ministerio-de-ciencia-y-tecnologia/
22 - http://www.rebelion.org/noticia.php?id=221226
23 - http://rpp.pe/tecnologia/mas-tecnologia/corea-del-sur-ayudara-a-bolivia-con-tecnologia-para-industrializar-su-litio-noticia-389404
24 - http://www.greenpeace.org/argentina/es/noticias/Tragedia-de-Minas-Gerais-el-Gobierno-de-Brasil-y-las-empresas-juntos-en-un-mar-de-lodo/
25 - http://www.infobae.com/2016/02/23/1792316-por-el-derrame-cianuro-cinco-rios-terminaron-contaminados-san-juan

Email Subscripcion

 

E: gensur.obs@gmail.com

W: gensur.org

Volver