El miércoles 16 de agosto realizamos una Asamblea con los compañeros/as de la empresa EDEA S.A. del complejo EMZO. Allí, nuestro Secretario General, José Rigane, junto a integrantes de la Comisión Directiva explicamos algunas de las situaciones que estamos viviendo con la empresa, producto de una serie de negativas que forman parte del Comunicado donde explicamos “Los No de EDEA”, la negociación paritaria y el conflicto en la sucursal de Gonzales Chaves.

 

De esta Asamblea participaron la mayor parte de los compañeros que desarrollan sus tareas en el Complejo. Allí desarrollamos:
Negociación Paritaria
Participamos de tres Audiencias en el Ministerio de Trabajo de la Nación. En cada una de ellas, la empresa se negó a realizar a nuestro Sindicato una oferta de aumento salarial para el período en curso. Desde nuestra Organización le pedimos: aumento anual del 35%; que abone el retroactivo al mes de marzo del 15% que aún no había pagado; bono de fin de año de 16200 $ (actualizado en 35%); y la actualización del subsidio por guardería, entre otros ítem.


En contraposición, la empresa lo único que hace es no reconocer nuestra autonomía y el derecho a discutir paritarias con un Sindicato con Personería Gremial, como lo establecen las leyes laborales. Y ofrece un incremento anual del 25% y un bono de fin de año de 7500 $ en dos cuotas, algo qué acordó y firmó y con la FATLyF en abril.
Les explicamos a los compañeros que nosotros pedimos ese porcentaje de incremento por el 25% de inflación anual para este año y para recuperar los 8 o 10 puntos que perdimos el año pasado por la inflación. EDEA intenta imponer lo que pactó con la Federación aunque no puede argumentar motivos económicos, ya que, como todos sabemos, la empresa fue nuevamente beneficiada con subvenciones millonarias a pesar de los incrementos tarifarios de 2016 y lo que va de 2017. Sin embargo, no oferta un incremento salarial acorde a nuestro reclamo.


Conflicto en Chaves

En esta localidad, tenemos un trabajador contratado que el 27 de octubre próximo cumplirá un año de contrato. Por otro lado, la empresa va a ingresar un nuevo trabajador a planta. Lo que nosotros pedimos es que se efectivice al compañero contratado, para que no suceda que el nuevo trabajador que ingrese, termine teniendo mayor antigüedad que el contratado en 2016. No nos oponemos al ingreso, ya que como sucede en varias de las sucursales de la empresa, se necesitan incluso más trabajadores de los que EDEA pretende ingresar para desarrollar las tareas mínimas del servicio.


La empresa tiene una actitud despreciativa hacia nuestro planteo. A la fecha, no sólo no renovó el contrato sino que tampoco efectiviza al compañero. Este miércoles, se iba a realizar el examen al nuevo trabajador, y los compañeros de esta localidad, que están de trabajo a convenio hace varios meses, realizaron una asamblea con la presencia de la Secretaría Gremial y se decidió impedir que se realice el examen, para que no se produzca esta diferencia entre dos trabajadores. Vemos que algo que no requiere ninguna decisión especial de la empresa, sin embargo toma una actitud confrontativa, que busca supeditación de los trabajadores de Luz y Fuerza de Mar del Plata
Estos dos temas y la continuidad de las acciones por la política de ingreso, los informamos a los compañeros. También explicamos la reciente incorporación de un compañero que fue efectivizado por el fallecimiento de su padre, Ignacio Insúa. Por último, quedó establecido que si la empresa no modifica su actitud en Chaves, se tomarán medidas de acción directa.

Fuente: Luz y Fuerza de Mar del Plata

Volver