En el marco de los 74 años del Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata, el secretario general del gremio, José Rigane, dialogó con “el Retrato…” y manifestó que “la flexibilización laboral de los trabajadores no significa otra cosa que quita de derechos por un lado y por otro, darle seguridad de ganancia a las empresas”.

 

“Nuestra organización sindical está en una situación no diferente a la que se encuentra el resto del movimiento obrero y en particular las organizaciones sindicales”, señaló el referente de Luz y Fuerza a la vez que remarcó que se encuentran viviendo un momento de “duro ataque y estigmatización por parte del gobierno”.

En tal sentido, explicó que “el ataque es abierto y por momentos subliminal” y que expresan “malas conductas del movimiento obrero, intentando hacer creer a todo el mundo que estas últimas existen en todas y cada una de las organizaciones sindicales y dirigentes”.

En relación a lo anterior, sintetizó que “es un grueso error por parte del gobierno, el cual intenta avanzar en reformas que tratan de garantizar la flexibilización laboral de los trabajadores que no significa otra cosa que quita de derechos por un lado y por otro, darle seguridad de ganancia a las empresas”.

Por tal motivo, señaló que la reforma que quiere aplicar el gobierno se denomina “flexiseguridad” a la vez que comentó que el país está viviendo un momento en donde queda en claro a los trabajadores que “no es precisamente sus derechos y reivindicaciones lo que origina la crisis en la Argentina”.

“En todo caso la crisis en el país es por falta de inversión y consecuencia de no implementar un modelo productivo que ponga el centro del desarrollo de carácter industrial y no de ensamblar”, sostuvo Rigane.

Además, apuntó que “en esa dirección nadie puede creer que habiendo un 30% de pobreza, un 45% de precarización laboral, desocupados y un salario mínimo vital y móvil que no llega a cubrir ni siquiera el 50% del valor de la canasta básica de alimentos para una familia tipo, que esas sean las razones de la crisis en Argentina” y remarcó que “en realidad es absolutamente todo lo contrario”.

“Como este gobierno tiene la intención de que se produzcan inversiones desde el exterior trata de abaratar el costo laboral y al mismo tiempo trata de garantizar las altas rentabilidades para esos grupos económicos”, agregó el Secretario Adjunto de la CTA Mar del Plata a “el Retrato…”

“El gobierno trata de dividir y atomizar al movimiento obrero”

Rigane puntualizó en las reformas que intenta implementar el gobierno nacional en cuanto a las leyes del trabajo y apuntó que este “tiene una estrategia en la cual trata de dividir y atomizar al movimiento obrero, por lo cual procura hacer acuerdos a través de cada organización como lo hizo con petroleros y automotores”.

“Busca reformar las conducciones, firmando adendas, que no son otra cosa que reformular el convenio de la baja, pero nosotros tenemos que ser conscientes que este no es el mejor camino para el movimiento obrero y menos aún para los sectores populares”, describió.

Por otra parte, se refirió a la situación puntual del gremio al cual representa y comentó que se encuentran en un marco “donde las empresas energéticas están recibiendo incrementos tarifarios altamente significativos” y aclaró que el año pasado “los porcentajes fueron altísimos, pero este año vuelven a repetirse altos porcentajes del 100% y el gas el 400%”.

“Las empresas tratan de cobrarle la energía a todos los usuarios como si se tratara de un bien suntuario, cuando en realidad es un derecho humano y debería ceder todo el mundo porque se trata de la vida misma”,aseguró Rigane.

En relación a lo anterior, destacó que “estamos en el siglo XXI lo que significa que acceder al gas, el agua y la electricidad es prioritario para tratar de salir en búsqueda de esa vida digna. Por lo que, en tanto y en cuanto se siga considerando la energía como un bien suntuario eso parece inalcanzable”.

En referencia a la relación que mantienen con EDEA, indicó que “es tirante, porque la empresa trata de imponer sus condiciones y aprovecha este momento” a la vez que explicó: “Entiende que le resultan favorable estas razones por la política nacional, por el hecho de que hay un cambio generacional donde muchas veces los jóvenes no tienen la experiencia y el conocimiento de sus derechos como sucede con aquellos que ya tienen una experiencia de vida y trabajo”.

“Todo esto trata la empresa de aprovecharlo, de romper con los conceptos de solidaridad y de sacar individualismos, buscando de esa manera hacer prevalecer sus políticas y su limitación política dentro de la empresa como también fuera de ella”, afirmó a “el Retrato…”

“No tenemos ninguna expectativa positiva”

Por último, el Secretario general del Sindicato Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane, se refirió a las perspectivas para lo que viene luego de las elecciones de octubre y señaló: “No tenemos ninguna expectativa positiva, aunque lo cierto y lo concreto es que eso no significa que perdimos la esperanza. Nuestra esperanza está en tratar de resolver las problemáticas de la gente, que haya cada día mayor justicia y que seamos todos verdaderamente iguales ante la ley”.

“La mejor iniciativa política es aquella que precisamente no pone en el centro de atención el desarrollo de iniciativas que favorecen a los que más tienen y más concentran, sino todo lo contrario”, consideró Rigane a la vez que cuestionó que “este gobierno, en ese sentido, no ha dado ninguna demostración cierta y seria para pensar que va en búsqueda de ese camino”.

Fuente: Prensa FeTERA

Volver