CUENTA REGRESIVA PARA ENCONTRAR SOLUCIÓN AL CONFLICTO SALARIAL

El sector petrolero continúa en la espera de mejoras laborales.

Por Mavi Agüero Argüello* - Viernes 14 de agosto de 2020

La Cámara de la Industria del Petróleo (CIP) y la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Combustibles (FASiPeGyBio), conjuntamente con el Ministerio de Trabajo, tuvieron una última reunión asignada por el Ministerio de Trabajo, para lograr acuerdo entre ambas partes.

La CIP pretende ofrecer propuestas para terminar las paritarias aplazadas desde 2019 y comenzar el diálogo para las de 2020. Aceptaron esperar hasta el 10 de septiembre próximo, fecha de reapertura de negociaciones. Además el gremio consiguió acordar la entrega de un bono de 28 mil pesos, que deberán pagar a cada trabajador entre el 15 de agosto y 15 de septiembre, en dos cuotas, respectivamente. Pese a eso, no hay propuesta monetaria formal y convincente para los petroleros. Con este dinero extra para cada afiliado, esta tensión ejercida entre ambas partes queda en suspenso, teniendo en cuenta que, al recomenzar las actividades se discutirán: recomposición salarial del personal de refinerías, pendiente en paritarias del pasado año, sumado a la responsabilidad de restituir a petroleros suspendidos en sus labores. Es por esto que tienen sus expectativas puestas en una decisiva, específica y congruente oferta que esperan, sea óptima para todos los sectores. Desde el comienzo de la cuarentena,presidencia decidió que solo pueden realizar su ocupación aquellos que hagan trabajos esenciales. Los trabajadores de la sección de hidrocarburos continuaron sus labores, aunque, según el Secretario General de FASPGyBio, Pedro Milla: “su sueldo no se equiparó con la inflación”. Gabriel Matarazzo, Secretario de Hacienda de la Federación y Secretario General del Sindicato de Petróleo, Gas y Biocombustibles de Bahía Blanca, dijo que se decidió de forma unánime que haya un cuarto intermedio hasta el 10 de septiembre próximo, y recalcó que este conflicto lleva ya 4 meses de retraso. Esto implica que los refinadores no esperarán más a las compañías; aunque estas exigen más tiempo para precisar pro y contras de cada situación, aun cuando, según estos empresarios, podría reactivarse el sector. Esa fecha, según el secretario y gremialista bahiense, será la “audiencia final”. Ya no admitirán más aplazamientos. De no encontrar solución real al conflicto, se tomarán medidas de fuerza en todo el país. Se debe completar la paritaria 2019, como cuando no había Covid-19 y las refinerías producían normalmente. Por su parte, Guillermo Pereyra, Secretario General de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, comunicó vía whatsapp, que van a llegar a un acuerdo, donde Gobierno Nacional, Provincial, empresas y trabajadores, pondrán algo de su parte. Y que pronto se conocerá un nuevo contexto y realidad para reimpulsar a las refinerías. Un dato relevante es que, desde marzo de este año, Argentina funciona al 50%, es decir que utiliza la mitad de combustibles. Además, hubo empresas integradas que no sintieron el choque económico por causa de la pandemia y otras que siguieron exportando. Continuaron en su labor normal. No les fue mal. Al contrario estas empresas mantuvieron, y en algunos casos, ganaron más de lo que venían acumulando. Pese a ello, 20 mil operarios fueron frenados a realizar su actividad. Por su parte, Matarazzo aclaró que los trabajadores no pueden ser la “variable de ajuste”. Debido a que las paritarias van de abril a abril cada año, el acuerdo que trascienda deberá ser retroactivo a ese mes. Es decir, que en octubre (con mucha demora), comenzaría la de 2020. Será difícil establecer acuerdos, cuando las empresas no quieren relegar sus utilidades, además y teniendo en cuenta la situación actual mundial y la economía de nuestro país, que no tiene miras de mejorar. Debido al índice inflacionario, se pactó ejecutar la recomposición salarial de las paritarias 2019 en marzo pasado, y a la vez, para empezar las negociaciones al aumento hacia este año. La CIP no cumplió, por lo que nadie garantiza que pueda cumplir de ahora en más.

La entidad que centra casi a la totalidad de gremios de refinerías consiguió un aumento del 13% para el sector del gas. Ahora necesita un ajuste del 13, 5% para sus trabajadores, pese a que los refinadores obtuvieron los bonos de 28 mil. El próximo 10 de septiembre está prevista la reunión definitiva, en la cual se espera una solución final sin más dilaciones. De lo contrario, retomarán medidas de fuerza a partir del día siguiente en todas las refinerías argentinas, porque están todas las prórrogas vencidas, aun las que autorizó el Ministerio por conciliación obligatoria”.

APORTES:


* Mavi Agüero Argüello* escribe para Gensur.org

www.ámbito.com
www.deoro.us
www.estadodealerta.com.ar
www.elpais.cr
www.infosindical.com.ar
www.lanueva.com
www.lineasindical.com.ar
www.lapoliticaonline.com
www.rionegro.com
www.vaconfirma.com.ar