Un fallo que no frena el tarifazo y que beneficia a las petroleras

Lunes 22 de agosto de 2016, por JOSÉ RIGANE *

 

“La Corte Suprema de Justicia de la Nación dio a conocer su fallo sobre las tarifas. Por unanimidad anuló el aumento en el gas para los usuarios residenciales que había anunciado el gobierno nacional”.

Esta medida era muy esperada, ya que hace meses este conflicto sobre las tarifas, que desprendió medidas cautelares y fue motivo de varias protestas en todo el país, mantenía al gobierno intentando justificar el tarifazo y a los sectores populares que manifestaban su claro rechazo.

Desde la CTA Autónoma creemos que este fallo de la Corte, si bien aparece como un “freno al tarifazo de Macri” en el corto plazo, en realidad esconde en el mediano y largo plazo un fuerte aval a la política estatal en materia energética que impulsa el gobierno del presidente Mauricio Macri y su ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, que no es otra cosa que beneficiar a los sectores concentrados petroleros.

¿Por qué?

Creemos que el fallo de la CSJN resolvió de acuerdo a lo que necesita el gobierno de Macri y las petroleras, porque garantiza el precio del gas en boca de pozo, que es la clave del valor de la factura y del precio final (la producción de gas en boca de pozo representa entre un 50 y 60% de lo que hoy paga un usuario. 15% es de transporte y 25% distribución, aproximadamente).

Decimos esto porque el costo por millón de BTU (medida que se utiliza para el gas) es de 1,9 dólares y el gobierno está reconociendo y subsidiando a las petroleras con el millón de BTU entre u$s 5 y 7,5 (aprox.). Creemos que el fallo de la CSJN convalida los aumentos (y la política de subsidiar a los sectores concentrados) del gas en boca de pozo, que es donde se origina la producción.

Si bien el fallo explica que deben realizarse audiencias públicas para debatir el cuadro tarifario y los tres componentes de la actual factura de gas: transporte, distribución y gas en boca de pozo, creemos que el carácter no vinculante de las audiencias es un condicionante a la hora del debate. El gas en boca de pozo debe ser el eje por el cual se pueda debatir cuáles son las ganancias del sector petroleros (concentrado y extranjerizado) y cuál es el costo real que tiene la producción del gas en la Argentina.

Los subsidios y la política de reconocer el gas en boca de pozo casi cuatro veces su valor (aproximado) es la clave de este debate. Lo que demuestra, una vez más, que si no cambiamos el modelo energético no tenemos perspectivas de modificar esta situación.

Desde la CTA Autónoma creemos que el tarifazo es una consecuencia, no una causa. Decimos que es una consecuencia del modelo energético porque esta basado en las privatizaciones, porque se desarrolló pensado en generar más unidades de negocios al vender (regalar) YPF o Gas del Estado o cualquier empresa estatal en la década de los 90s. Las privatizaciones es una política de estado que nunca se ha visto interrumpida por ningún gobierno hasta ahora.

También decimos que el tarifazo de Macri y Aranguren es una consecuencia, y no una causa, porque la privatización se basó en favorecer a las empresas privadas, principalmente extranjeras. Esto tampoco se ha visto modificado, incluso con la estatización parcial del 51% de las acciones de YPF (Sociedad Anónima) en 2012.

A pesar de aparecer por estas horas como un freno al tarifazo del gobierno, este fallo de la CSJN es a favor de las empresas multinacionales, que son las que detentan el poder económico y político y que determinan las políticas energéticas (entre otras) en Argentina, sin necesidad de ganar elecciones. Es un fallo que en el largo plazo va a ir en consonancia con la política del gobierno nacional.

Un aspecto que hay tener en cuenta del fallo de la Corte es que contempla sólo a los usuarios residenciales, que no son más del 30% de la demanda de gas del país en 2016 (datos del ENARSA de este año). Si bien este sector (usuarios residenciales) explica el 50% del los subsidios estatales en el gas, el fallo habilita al aumento del 500% (con el tope anunciado por el gobierno nacional) para los otros sectores, donde se incluye a comercios, pymes, industrias, clubes de barrio, cooperativas y tantas otros.

Desde la CTA Autónoma creemos que es un fallo que frena momentáneamente el tarifazo para luego pueda aplicarse, audiencias públicas mediante y “respetando la ley”. De fondo, siguen los beneficios a las multinacionales petroleras y energéticas.

Por tal motivo, desde la CTA Autónoma insistimos que hay que seguir peleando contra el tarifazo para frenarlo contundentemente. Esa contundencia la vamos a alcanzar cuando cambiemos el modelo energético que hoy beneficia a las petroleras. Hay que luchar contra el tarifazo de Macri pero sabiendo que la consecuencia es la política de privatización y extranjerización.

Creemos necesario cambiar el modelo energético para beneficio del conjunto de los/las trabajadores/as y el pueblo. Es necesario tirar abajo el tarifazo pero también es necesario tirar abajo el modelo energético. Creemos que es necesario que se realicen audiencias públicas democráticas y federales. Que sean abiertas, plurales y vinculantes. El pueblo argentino es el verdadero dueño del suelo argentino, del petróleo argentino y del gas argentino. Tenemos que poder decidir como pueblo cómo y qué hacer con nuestros recursos y bienes sociales.