Julio Acosta: 'No hay que discutir las tarifas sino los derechos de los usuarios'

Este 17 de febrero es la audiencia pública para definir un nuevo aumento de beneficios para las empresas privatizadas de la energía eléctrica

El Ente Regulador y la Secretaria de Energía de la Nación propondrán en la audiencia pública los valores de energía del mercado mayorista y las propuestas de las empresas para el Cuadro Tarifario de Transición 2022 de transporte y distribución de energía eléctrica. La administración nacional prevé aplicar una “corrección tarifaria” del 20% en las tarifas de luz y gas.

Uno de los expositores es Julio Acosta, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Energía de Argentina (FeTERA) y también secretario general de Luz y Fuerza La Pampa.

En diálogo con Radio Sur Acosta cuestionó el modelo energético argentino que mantiene el sistema de empresas privatizadas desde la década del ´90 y que desde entonces significa que los distintos gobiernos se dedican a atender los reclamos de las multinacionales. Acosta en representación de trabajadores y usuarios sostuvo que «no queremos un modelo de Estado bobo que solo se dedique a garantizar la tasa de ganancia de las empresas multinacionales. Por eso planteamos que no hay que discutir el tema de las tarifas, basta de discutir los beneficios de las empresas acá lo que hay que discutir son los derechos de los usuarios.»

Un punto medular del debate es la definición sobre la energía como un derecho de los pueblos, en ese sentido el dirigente afirmó que «nuestra propuesta tiene que ver con que la energía es un derecho, un derecho humano y esencial. No hay calidad de vida, no hay justicia social ni igualdad de oportunidades sino se tiene acceso a la energia»

A la hora de plantearse alternativas el referente de la Federación de Trabajadores de la Energía de Argentina propuso que «tenemos que discurtir cuáles son los derechos de los usuarios y a partir de ahí plantearnos el modelo energético que tenemos instalado en nuestro país. Hay que hacer transformaciones necesarias que es re estatizar las empresas de los servicios públicos, de los servicios esenciales, pero también hay que socializar esa riqueza, o sea, tiene que ser de gestión estatal pero de control popular para que usuarios y trabajadores puedan controlar la calidad del servicio.»